El secreto de sus ojos: libro y película

La novedad que destacamos esta semana en adaptaciones cinematográficas de novelas recientes es EL SECRETO DE SUS OJOS, primera novela de Eduardo Sacheri y decimotercera película de Juan José Campanella.

A pesar de haber visto primero la película y saber quien es el asesino, mantengo el interés por leer la novela.
 
El secreto de sus ojos

Autor: EDUARDO SACHERI

Título: EL SECRETO DE SUS OJOS

Editorial: ALFAGUARA

PVP: 18’50 euros

COMPRAR en EdeTiendas la novela El secreto de sus ojos

 
Película Juan José Campanella
 
“El secreto de sus ojos” , de Juan José Campanella, es una producción que ha conseguido los mejores elogios en su país y que representará a Argentina en los Óscar de este año.

Protagonizado por Ricardo Darín, se trata de un thriller ambientado hace 25 años que relata la historia de Benjamín Espósito, un detective que lleva años viviendo con el recuerdo de un crimen que quedó impune. Todo sucedió en 1974 y aun así, retoma la investigación.

Tomando como base la primera novela de Eduardo Sacheri, Campanella se arriesga con un formato de dirección diferente de lo que nos enseñó hasta ahora en cintas como “El hijo de la novia” o “La luna de Avellaneda”. Lo único que repite es su incondicional amor por su país que lo lleva a centrar sus historias en la realidad bonaerense.

En esta ocasión, cambia el argumento lineal al que nos había acostumbrado por un relato más complejo. La genialidad del filme no sólo reside en el trabajo del director y su actor fetiche, Ricardo Darín, sino también en el trabajo de Guillermo Francella. Las escenas que comparte con Darín aportan un humor fundamental para el buen desarrollo de la trama.

El ejercicio filosófico que nos propone Campanella en esta ocasión es cómo seguir viviendo cuando la ley no supo hacer justicia. Una película intensa para no perderse.

Enlace con la web de la película EL SECRETO DE SUS OJOS de Juan José Campanella: Sinopsis / Reparto / Galería de fotos / Descargas

Share in top social networks!

Libros de la posguerra española

Muy recomendable oferta editorial en los últimos meses de libros relacionados con el periodo de posguerra civil española, años cuarenta y cincuenta, que desde diversos géneros -relatos cortos, novelas y ensayos- nos ayudan a tener memoria histórica y nos permiten conocer, con disfrute intelectual de plusvalía, ese momento tan importante e influyente en nuestras vidas (cotidianas).

Ahí van unas sugerencias:
 
 
los Baldrich

Título: LOS BALDRICH

Autor: USE LAHOZ

Editorial: ALFAGUARA, enero 2009

Sinopsis: Ésta es la crónica de una ambición, la historia de un hombre capaz de todo menos de traicionarse a sí mismo. Un relato agridulce de la España del último siglo que posee la maestría de las grandes sagas clásicas (ver la ficha completa)
 
 
Partes de guerra

Título: PARTES DE GUERRA

Editor: IGNACIO MARTÍNEZ DE PISÓN

Editorial: RBA, enero 2009

Sinopsis: Este libro aspira a ser una novela colectiva sobre la guerra que nos cuente, entre todos los relatos, lo que fue aquel conflicto. Hay cuentos del frente y la retaguardia, del campo y la ciudad, de la zona nacional y la republicana, de diferentes regiones y culturas de España, etc. (ver la ficha completa)
 
 
La mujer del maquis

Título: LA MUJER DEL MAQUIS

Editor: ANA R. CAÑIL

Editorial: ESPASA, octubre 2008

Sinopsis: Ana Cañil, apoyada en una magnífica documentación y con testimonios reales, ha escrito un relato desbordante de emoción, pasión y épica, en el que los protagonistas hablan en primera persona y hacen que su historia se convierta en la de todos (ver la ficha completa)
 
 
Sigue este enlace para ver más libros sobre la posguerra española

Share in top social networks!

Señor Perkins ¿tiene usted sida?

Esta entrada se ha enredado como las cerezas (¿recuerdas el programa de entrevistas de Julia Otero?). Lo que era una reseña, y una recomendación, sobre un libro reciente del periodista ÁNGEL CASAS y un comentario, y otra recomendación, sobre el programa Balas de Plata de TVE, que presenta LORENA BERDÚN, a propósito del género televisivo de la entrevista, ha pasado a ser un artículo de crónica social y de opinión por la intromisión en nuestras vidas de la demanda de una ciudadana contra unos medios de comunicación que hablan de ella y le sacan fotos.

Enredada con la aparición en el programa de Pablo Motos “el Hormiguero” de la propia Julia Otero repasando, con anécdota personal incluida que no contaré por si acaso, sus conocidas opiniones respecto de la libertad de prensa o de información y sus límites respecto a la intimidad personal.

No me desvío más. Ángel Casas nos cuenta en su libro Memorias de otros (2008, Belacqva Documentos) su embarazo durante una entrevista con el actor Anthony Perkins en la que él era muy consciente de que la pregunta necesaria que un periodista no podía dejar de hacer en aquél momento era la que titula este post: Señor Perkins ¿tiene usted sida?.

Ángel repasa la entrevista en la que preguntó al actor por Psicosis, por Hitchcock, por Norman Bates, por su madre, el cuello Perkins ….., hasta una muy intima: “Y cuando su esposa se ducha, ¿suele cerrar la puerta por dentro?” para, con rodeos, llegar a soltar como una cuestión más:

Yo no sé la cara que debió de poner cuando leyó en el National Enquire que usted tenía sida.

La respuesta de Perkins, el revolcón, según Ángel lo define fué sin levantar el tono de voz ni moverse del asiento:

Bueno, me quedé sorprendido. Hoy en día uno no tiene defensa alguna contra tales afirmaciones. Simplemente, uno puede leerlo, encajarlo y seguir adelante. Pero uno se convierte en el National Enquire al repetir la información. Así que se podría decir que usted no es mejor que ellos.

Ángel Casas prosiguió como si la cosa no fuera con él:

¿No tuvo la tentación de hacerse inmediatamente un análisis de sangre para demostrar públicamente lo contrario?

Perkins concluyó:

Hombre, uno puede hacer eso; pero también puede uno tener esperanzas de que al final se demuestre la verdad.

Tony Perkins murió de sida dos años después. Los periodistas del National Enquire habían tenido acceso a una analítica que el actor se había hecho en un hospital para descubrir las causas de su desmejoramiento físico.

Libro de Angel Casas

Probablemente Julia Otero, si fuera la redactora del National Enquire, no hubiera publicado esta noticia y tampoco le hubiera realizado al actor una pregunta al respecto en su programa Las Cerezas. Creo que Lorena Berdún sí que lo hubiera hecho, o al menos quiero creer que sí porque me gustan sus pies y la forma que tiene de convertir sus entrevistas en una conversación en la que el invitado brilla por encima de lo que se podía esperar. En su programa me han interesado entrevistas con personajes que no me interesan mucho (Millán Salcedo, Sancho Gracia, Luz Casal, los Gomaespuma ….) y lo considero mérito de ella. Los entrevistados suelen sentirse muy cómodos, pese a una escenografía que no les protege, y varias veces manifiestan desencanto por acabar el programa o satisfacción por el resultado.

No me gusta que los entrevistadores se sitúen en el mismo plano que el invitado y quieran hacer preguntas muy inteligentes (Jesús Quintero, Mercedes Milá o Luis del Olmo), ni graciosas (Buenafuente o los Caiga quien caiga), ni que corten la respuesta para hacer la siguiente pregunta (Mercedes Milá otra vez y Carolina Ferre, que ocupa mi top 1 en hacerlo mal). En una entrevista televisiva hay que dejar un silencio entre una respuesta y la siguiente pregunta porque a veces el personaje alarga su respuesta y “suceden cosas” (impagable el gesto con el que Lorena consiguió que Juan L. Cano, de Gomaespuma, la invitase a una comida elaborada por él).

Larga vida televisiva a Balas de Plata y espero que acaben pronto las entrevistas con los de siempre para ver si en la selección de personajes el programa sube de nivel y se acerca a los de Ángel Casas. Pido a TVE que asigne presupuestos adecuados para eso.

Balas de plata

Share in top social networks!