Mis amigos viven en la radio

Desde hace, por lo menos, treinta y cinco años, a muchos de los que he considerado buenos amigos los he ido conociendo en las distintas sintonías por las que he ido navegando (antes de internet navegaba por el dial), buscando que me contaran y me enseñaran aquellas músicas y canciones, de aquí y de allí, que a ellos y a mí nos emocionaban o nos hacían dar saltos y bailar y que nos hacían más libres.

Mis primeras votaciones fueron para elegir el número 1 de los 40 Principales, que en aquél tiempo se elegían todos los sábados por la tarde votando de entre los que se nos proponían cada semana (no recuerdo si esto era la Democracia Orgánica y el Movimiento Nacional).
 
La Radio
 
Quiero hacer memoria y recordar a José Ramón Pardo, Rafael Revert, Ángel Álvarez, Pepe Palau, Juan de Pablos, Enrique Ginés, Joaquín Luqui, Carlos Tena y Patricia Godes, Diego A. Manrique, Gonzalo Garrido, Rafael Abitbol, Jesús Ordovás, Jorge Albi, José Miguel López y Julio Ruiz. He tenido cientos de amigos y amigas de la radio.

La radio, todavía en el siglo XXI, está muy viva, me acompaña en el trabajo y en el descanso y sigue siendo el vehículo de transmisión de emociones más importante de mi vida.

Share in top social networks!

Literatura en la canción pop (1)

Las canciones pop escritas en castellano arrastran un sambenito injusto respecto a la calidad de los textos y las letras (insulsas y carentes de interés literario), que me propongo desmentir desde este blog.

Iré subiendo letras de canciones que me gustan, no solo por su letra, es verdad, pero que junto con el resto de sus valores, las considero redondas.

Se admiten sugerencias.

 
 
ARIEL ROT
Canción: Adiós, carnaval
Incluida en su disco de 2005 “Ahora piden tu cabeza” (Dro, Atlantic)
 
[ Ver un video ]
 

Me entregué a tus pies,
a tu cabeza también,
me arrastré todo un verano, persiguiéndote.
Hice de chico malo, de perrito fiel,
de gato sobre el tejado,
me dijiste: “no way”.
Me costó poco aprender que bajo se puede caer.
Cuando acabó la lección no quedaba nada,
nada a salvo a mi alrededor.

Adiós carnaval,
me tapas los ojos con tu pañuelo rojo y te vas.
Disfrazada de alegría hasta el infierno me iría
detrás tuyo una y mil veces más.
Adiós carnaval
el instinto me hace señas pero sé que ya no hay vuelta atrás.
Uno sabe lo que hace cuando empieza este viaje,
detrás tuyo una y mil veces más.

Me entregué a tus pies,
me prendí fuego otra vez,
y cuando me mandaste al frente
yo entendí todo al revés.
Hice de chico malo, de poeta cruel,
sacado y trastornado,
me dijiste: “no way”.
Me costó poco aprender que bajo se puede caer.
Cuando acabo la lección no quedaba nada,
nada a salvo a mi alrededor.

Adiós carnaval,
me tapas los ojos con tu pañuelo rojo y te vas.
Disfrazada de alegría hasta el infierno me iría
detrás tuyo una y mil veces más.
Adiós carnaval,
el instinto me hace señas pero sé que ya no hay vuelta atrás.
uno sabe lo que hace cuando empieza este viaje
detrás tuyo una y mil veces más.

 
 
Ariel Rot
 
 
Fuente: Ariel Rot

Share in top social networks!